Metal Gear Solid 3: Snake Eater

No cabe duda que Kojima sabe hacer juegos. Este juego tiene casi 10 años (Noviembre 2014), pero con un gamplay muy original y bastante complejo, hace sentir un juego fresco. Lo único que pide es un apartado gráfico de última generación.

Tengo que reconocer que en el inicio me pareció un juego difícil por tantas variables que cuidad; el manejo de la Stamina, cuidar que comer, el proceso para curar tus heridas. Pero por lo que más sufrí fue la cámara. Jugué la versión de PS2, que a diferencia de los Ports para PS3 y 3DS, la cámara esta en Top View, por lo que no podía ver que había en el horizonte.

Algo que resaltar es lo parecido que es el juego a las clásicas películas de James Bond. Basta con ver ese intro espectacular, que por ser fanático de Bond me enamore más del juego. Y no es de sorprender, debido a que Hideo Kojima es un cineasta frustrado. Kojima anteriormente intento incursionar en este arte, pero por alguna razón no tuvo el apoyo y refugió sus ideas en los videojuegos. Metal Gear Solid 3 es el resultado de esas ideas que no pudo materializar en una pantalla grande, porque de verdad, MGS3 parece más una película que un juego.

No creí cuando leía que MGS3 tiene mejor historia que Bioshock Infinite, según GamesRadar. Hace poco jugué Bioshock Infinite y su final me hizo estallar la cabeza. MGS3 no me causó el mismo efecto, pero esa delicada trama que te cautiva poco a poco, lográ envolverte y sentirte en la piel de Snake. Ahora puedo entender porque es el favorito de los fanáticos.

Definitivamente un juego que recomiendo ampliamente, especialmente para las consolas de Sony, esto porque sus periféricos cuentan con botones analógicos fundamentales para el gameplay.

Tal vez MGS3 no será del gusto de todos. Sin embargo, si tienen la oportunidad de jugarlo, inviértanle al menos 5 horas y entiendan un poco la trama.

Advertisements

Bioshock Infinite

Solo puedo decir una cosa: Que juego TAN bonito… el diseño de personajes, de escenarios, los efectos de luz, la ambientación, TODO.

En Bioshock 1 y 2 vimos una escenificación dieselpunk y con cierto acabado de cyberpunk que hacía lucir el juego triste y deprimente; después de todo, es la secuela “espiritual de System Shock. Pero en esta entrega, vemos un mundo steampunk tan bien logrado. No sé si el juego me gusta porque me fascina este subgénero, pero realmente se ve muy muy bonito.

Pero el juego no solo destaca por su apartado gráfico; tiene unas escenas de acción INCREIBLES. Los rieles de transporte hacen las batallas muy dinámicas, el diseño de niveles es fenomenal, y cuando sientes que el juego se está poniendo lento y monótono, ¡BOOM!, el juego te sorprende. Y que decir con la historia; los últimos 5 minutos hicieron mi cabeza explotar.

Con este Bioshock, realmente le dieron un segundo aire a la serie, pues son tan pocas cosas que se relacionan con los primeros dos. El EVE ahora se le conoce sales; los plásmidos ahora tienen nombres “cool” y claramente ya no estamos bajo el agua. Todo esto te hace pensar ¿Realmente tenía que llamarse Bioshock? Para mí, solo fue mercadotecnia. Al final del juego siento que le quisieron dar el sentido del nombre agregando un pequeño escenario extraído del primer Bioshock. Tal vez en su etapa de desarrollo se acercaba más a la idea de las primeras entregas.

Claramente el juego es merecedor de ser nombrado juego del año (2013), pero para su suerte, se topó con The Last of Us. Me falta jugar GTA V para completar la triangulación y poder comparar, pero dudo que este último pueda superar a lo logrado por Irrational Games y todavía más difícil alcanzar a Naughty Dog.

Definitivamente, este es un juego que debe ser jugado antes de morir…

 

Batman: Arkham Asylum

Batman: Arkham Asylum

Ya se que este juego es viejo (2009), pero hasta hace un año me compre lo compré y en verdad  no entiendo cómo es que pudo ser nominado como juego del año.

No soy muy fan de Batman, jamás he leído algún comic de él y no conozco a todos los villanos. Lo poco que se es por la serie animada que salio en los 90 y las películas, pero eso no implica que no pueda disfrutar del juego.

El pingüino, Señor frio, Dos caras y Acertijo brillan por su ausencia, aunque este último, su única aportación son los desafíos. Y se agradece bastante, debido a que enriquece verdaderamente el juego y prolonga su vida. Y el hecho de que no aparecen todos los villanos de Batman no tiene que ser un punto en contra, sino que da material para los siguientes juegos. Definitivamente espero ver a Dos caras en el siguiente juego.

La historia es un tanto floja, pero en serio que el Guasón es un excelente villano. Tiene un buen apartado gráfico, tiene un decente diseño de niveles (los niveles de espantapájaros me encantaron), aunque algunas veces lo sentí repetitivo. De lo que si peca bastante es en las peleas beat ‘em all; el control no responde como uno quiere. Conseguir el ritmo para los combos es un tanto complicado, y saltar sobre los enemigos como Titán llega a ser frustrante por la secuencia de botones que hay que presionar para hacerlo. Definitivamente hubiera preferido que en este tipo de escenas, la cámara quedara fija desde una perspectiva para que sea posible ver de mejor manera a todos los enemigos.

El juego definitivamente vendió por tener de portada al Caballero Obscuro. De no ser usado este personaje, el juego pudo haber pasado completamente por desapercibido. Pero aun así no es un mal juego, realmente cumple con su objetivo, que es entretener. Recomiendo pedirlo prestado o comprarlo solamente usado.